Windows 8 escritorio

Microsoft parece haberse visto obligada a realizar una baja de precios en sus dos productos estrella, Microsoft Windows 8 y Office 2013. Y aunque pueden decir que es una campaña de marketing, lo cierto es que no lo harían si no estuviesen forzados a ello.

Fuentes señalan que Microsoft ofrece un pack de Windows 8 y Office 2013 a un precio rebajado de 30 dólares a los distribuidores cuando antes costaba 120. El consumidor general lo tenía por unos 50 dólares, hasta que el precio subió a los 200 dólares hace más o menos un mes.

Para terminarlo de complicar, compañías como Samsung han retirado de la venta su tableta con Windows RT en Alemania y “otros países europeos” argumentando que el interés por parte del cliente era demasiado bajo. Microsoft no ha publicado ninguna cifra completa de uso de sus nuevas plataformas, pero Steve Ballmer admitió hace poco que las ventas del Surface eran discretas.

El veredicto lo darán los usuarios con sus compras, pero por el momento Microsoft debe tomar nota. Windows 8 exige un cambio de hardware que no está dándose, mientras al parecer, las novedades en la nube de Office 2013 no son suficiente atractivo para renovar la licencia.

Fuente: ExtremeTech