Copiar archivos pesados en Windows puede ser algo tedioso si tomamos en cuenta que las acciones de copiar y pegar son procesos que no usan memoria cache del sistema. Por esta razón el tiempo que tenemos que esperar para que el procedimiento termine depende de cuantos procesos estén corriendo alternamente, de que tan grande sea el archivo y si la ruta es dentro de mismo disco u otro dispositivo de almacenamiento.

FastCopy es un programa que permite que esta tarea sea más rápida y sencilla, cuenta con herramientas que detectan automáticamente si el archivo será copiado/pegado desde/hacia una ubicación remota o local para así, en base a su algoritmo, decidir las opciones que usará para optimizar el trabajo.

Si los archivos se encuentran en una ubicación remota (diferentes discos duros por ejemplo) la lectura y escritura son procesados respectivamente en paralelo por diferentes procesos. Si los archivos se encuentran en local (dentro del mismo disco duro) la lectura es procesada hasta que el buffer se complete, y enseguida empieza el proceso de escritura produciendo así un ahorro de tiempo significativo.

Ademas el programa permite especificar filtros para incluir y/o excluir archivos, el consumo de CPU es muy bajo y si lo deseamos podemos modificar el software desde el código fuente. Otra cosa que me llamó la atención es que también sirve como un método de sincronización de ficheros ya que en la parte izquierda de la interfaz están las rutas de origen, y en la derecha las de destino y se pueden asociar las carpetas con una ruta específica.

De esta manera los archivos se copiaran desde la carpeta de origen hasta la de destino, asemejándose a la mayoría de los clientes FTP. También se puede grabar estas asociaciones para no tener que seleccionarlas cada vez que queramos hacer nuevas copias.

Descargar: FastCopy 32Bits